jueves, 6 de mayo de 2010

Consejos para una noche de pasiòn y lujuria ideales


 ¿Alguna vez te ha sido difícil alcanzar el clímax porque no podes dejar de pensar en el trabajo, los pendientes y todo lo demás? Una de las cosas más importantes que podes hacer para dejar el estrés fuera de la recámara es prepararte mentalmente para el acto amoroso. Mirà estos tres procedimientos, que los harán tener una inyección instantánea de energía corporal.

1.- El toque sensual.

Para vos pibe: probà un masaje de pies. Según los expertos en Shiatsu (una técnica oriental), frotar con vigor las plantas y después masajear suavemente toda el área aumenta la vitalidad sexual y ayuda a que, posteriormente, la erección dure más tiempo.

Para vos nena: presiona una docena de veces, durante 10 segundos, el punto que se encuentra entre los tendones del dedo gordo y el segundo dedo del pie, a unos cinco centímetros hacia arriba del empeine. Este punto, denominado el "impulso supremo", aumentará tu disposición al éxtasis.

2.- Proba la acupresión. A cada lado de la columna dorsal se encuentra un conducto de energía llamado el "canal del control", a través del cual viaja la energía sexual. Presiona ligeramente con el pulgar cada lado de la espina dorsal (asegúrate de no apretar la espina). Comienza de abajo hacia arriba. Esto mejorará el deseo y hará que se sientan erotizados de pies a cabeza.

3.- Acudì a la hidroterapia. Tomen juntos un baño aromático o, si son aventureros, dense una ducha de agua caliente y altérnenla con agua fría. Esto mejorará la circulación y hará que toda su piel hormiguee, dejándolos listos para el encuentro.

DISPARADORES DE PLACER

Una vez iniciado el acto amoroso, sigue estas sugerencias de los expertos:

* Tensar los músculos del estómago y las extremidades (brazos, manos y piernas) durante el momento erótico, provoca un orgasmo más explosivo.

* Otra solución es colocar tu cabeza de tal forma que quede colgando del borde de la cama durante las relaciones. Esto incrementa el flujo sanguíneo y cambia tu patrón de respiración, dándote una sensación de máximo deseo.

* Durante el encuentro sexual grita, jadea y deja salir toda la tensión. Después, relajate para llegar a un explosivo clímax.

* Aprender a flexionar, estirar, trabar y destrabar estos músculos durante las relaciones sexuales hará que el coito dure más tiempo. Sólo es cuestión de que los ejercites: para encontrarlos, basta con que hagas como si quisieras detener la salida de orina.

POSICIONES MÁS EXCITANTES

Si estás dispuesta a tener una noche de sexo fuerte, probà las siguientes posturas. Podrían cambiar por completo tu opinión acerca de los encuentros eróticos.

* El misionero con adaptaciones. Coloca una almohada debajo de tus glúteos o pídele a tu pareja que disminuya el ritmo y, por periodos breves, descanse su peso sobre sus codos. Esto imprime más presión en el área de tu clítoris, lo que proporciona mayor estimulación.

* Posición tántrica por encima. Ambos se colocan cara a cara: él se hinca, con las piernas bien separadas, y recarga su peso sobre los pies. Tú te colocas encima de su pene, con tus piernas por encima de las suyas. Después, te mueves lenta y rítmicamente hacia arriba y abajo mientras te concentras en respirar profundo desde el estómago. "Debes inhalar mientras aprietas tus músculos vaginales", recomienda Margo Anand autora de The Art of Sexual Magic (El arte de la magia sexual).

Conforme las cosas comienzan a acalorarse, tú puedes echarte para atrás, descansando tu peso sobre tus brazos, de manera que tus genitales estén en máximo contacto, para aumentar la fricción. Los especialistas de este sistema te exhortan a que te olvides de inhibiciones y hagas ruidos, emitas gemidos y te dejes llevar por la pasión.

Disfruta estas opciones, despídete del 2006 y prepara tu cuerpo y tu mente para el año que está por venir. Renueva tus encuentros eróticos y entrégate plenamente. ¡La pasión está por encenderse!

UN REGALO INOLVIDABLE

Pregúntale cuál es su mayor fantasía. Mientras no involucre algo doloroso o ilegal, disponte a cumplirla ¡a la brevedad!

* Prueben a hacer una película erótica. Realicen una grabación donde se digan (y actúen) todo lo que les gustaría hacer. Después, envuélvela y regálale la cinta.

* Prueba el método del toque sensual. Acaricia cada parte del cuerpo de tu pareja, excepto los genitales. Después, pídele que te haga lo mismo. El punto es reaprender el arte del tacto: no se permite la penetración.

* Cuando finalmente tengan un coito completo, será muy explosivo.

ABRE SU APETITO SEXUAL

Dicen que el estómago es la vía más corta al corazón de un hombre, pero ¿sabías que algunos alimentos lo pueden enfriar, mientras que otros lo hacen insaciable? De acuerdo con el médico macrobiótico Simon Brown, si deseas que tu hombre esté listo para tener relaciones, no le des mucha carne roja, productos lácteos o helado justo antes de irse a la cama. Sigue estas recomendaciones:

* Incluye en su dieta ostiones, zanahorias, arroz integral y todos los carbohidratos, pues contienen minerales y vitaminas esenciales que incrementan el deseo y ayudan a tener relaciones sexuales más duraderas.

* Elimina los quesos salados, ya que poseen un efecto negativo en la capacidad femenina para explotar de placer.

* Toma vino de jengibre. Según los especialistas en aromaterapia y los antiguos romanos, este elemento es uno de los afrodisiacos más fuertes: agrega un poco de raíz de jengibre a una botella de vino blanco seco, deja que repose un par de semanas, y toma unas cuantas copas antes del encuentro erótico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada